Blogia

Gothic-Biker-Girl

Thursday bloody Thursday

Ayer fue un día raro. Last Rebel amaneció una vez más con esos dolores de espalda que lo traen loco y se marchó a currar a las ocho. Yo ya no pude seguir en la cama, ni siquiera para leer, y me levanté para hacer algunas cosas aquí y allá en casa. Cuando terminé de lavar, me sentí tan cansada que decidí ir a recostarme un rato y sin más, me quedé dormida. Pero un tremendo dolor de cabeza y una llamada de Last Rebel a mi móvil, me despertaron. No sé, lo único que puedo recordar antes de enterarme de los atentados, es que estuve aturdida, atontada. Me había afectado mucho una discusión que tuvimos la noche del míércoles Last Rebel y yo, la primera fuerte desde que vivimos juntos. y reconozco que ocasionada por un error mío. Supuestamente nos habíamos acostado tranquilos, con sonrisas y dando un soplido de descanso después de tanta tensión y adrenalina. Sin embargo, yo estuve toda la mañana padeciendo mi síndrome de "hamster en rueda" que se manifiesta cuando le doy vueltas y más vueltas a las cosas, y terminé aturdida y desconsolada. No soy tan frágil, ni me espanto al menor movimiento de olas bravas, como dice una canción de un compositor de mi tierra, sin embargo, detesto que la gente que quiero, que los que amo, se sientan mal por errores míos o meteduras de pata. Además, soy la peor de mis críticas, y aunque sé que no soy perfecta, detesto equivocarme, y en serio, nadie se puede imaginar cuánto lo detesto. Sé también que Last Rebel no ha tenido días buenos en el curro, que la carga no se aligera y que todo el tiempo está sometido a un stress horroroso. Así que, tener en cuenta esto, me hizo sentir aún más culpable por haber provocado ese disgusto en él.

Eran las tres de la tarde cuando encendí la televisión para ver el telediario de Telecinco que siempre veo (una cierta deformación de oficio, jejejeje, porque al haber trabajado en noticieros de mi país, se me quedó la manía de estar al tanto del mundo a través de ellos). Por supuesto, lo primero que vi, fueron los enlaces (fly, como se le llama en el argot de televisión en México) con los resporteros que estaban en las estaciones donde ocurrieron las explosiones. Yo no podía creer lo que miraba. A toda velocidad me tomé las pastillas que Las Rebel me consiguió llevando a la farmacia la caja de las que yo había traído de México y que en muchas ocasiones me habían rescatado de esos tremendos dolores de cabeza que me atacan, y traté de despejarme de todo lo mal que me había sentido antes de quedarme dormida. ¿Bombas? ¿en el tren? ¿hora pico cuando trabajadores y estudiantes viajan? Por Dios, ni en la mente más truculenta de los guionistas de Hollywood hubiese brotado tal historia que de no ver las escenas, sería muy difícil de creer, vamos, de saber que hay gente capaz de llevar a cabo una matanza de tal magnitud. Si, uno ya está "acostumbrado", si así lo podemos llamar, a los terroristas musulmanes, a los que se autoinmolan y no habían pasado muchos días de los bombazos en Medio Oriente donde habían muerto 180 personas. Pero ver aquellas imágenes dantescas te deja sin palabras, te llena de impotencia y hace que te preguntes qué carajos pasa por la cabeza de los hijos de puta que planean los atentados hasta los que colocan las bombas. Cómo es posible que se llegue a ese grado de deshumanización. Claro, no pido ni exijo que sigamos a rajatabla aquello de: "Amaos los unos a los otros" y respeto los afanes separatistas y nacionales de aquellos que no se consideran españoles (ojo, respeto, pero en nada comparto sus fines ni mucho menos sus métodos para "convencer" al pueblo español)pero me resulta totalmente imposible de digerir por qué mediante la violencia ciertos grupos manifiestan sus posturas ideológicas o religiosas. Y no hablemos de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, porque también son palabras mayores.

Al Qaeda o ETA, no importan las siglas ni las banderas que enarbolen ni ante quién se arrodillen si es que se consideran con la mente tan tranquila. Aunque los fusilasen, los torturasen o hasta los enterrasen vivos, si alguna vez atrapan a los responsables de los atentados de ayer en Madrid, no pagarían ni una milésima parte el daño y el dolor que han provocado en hijos, hermanos, padres y esposos que no volverán a abrazar ni a disfrutar de sus seres queridos. Yo no sé cómo es que los responsables de estos atentados van a dormir tranquilos llevando en la conciencia la muerte de casi 200 inocentes.

Mi apoyo al pueblo español (sin excepción, ni separatismos ni barbaridades semejantes), mi solidaridad para todos ustedes y mi mayor deseo de que después de las elecciones, sea cual sea el candidato que gane, al fin se pueda combatir de raíz a los terroristas.

P.D.: En cuanto a Last Rebel y yo, afortunadamente las aguas han vuelto a su cauce y habiendo tocado de nuevo ayer por la noche, lo ocurrido el miércoles, al fin quedó zanjado el asunto. Entre los reportes de los telediarios nocturnos, nuestra consternación y demás, confirmamos que nos amamos y estamos con la esperanza de nuestra unión el próximo mes de abril :)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Recuento

Recuento

Cada vez que Last Rebel vuelve del curro, me pregunta si he escrito algo :p Por supuesto que soy sincera y le digo que no he tenido la voluntad suficiente para sentarme y empezar a vaciar mi cabeza mediante el teclado. Y es que tengo tanas cosas revoloteando. Desde que tenía 12 años he intentado llevar un diario, claro, he llenado cuadernos y más cuadernos aunque las anotaciones no son estrictamente diarias. Ahora, desde que estoy en España, padezco un curioso síndrome: almacenitis cerebral aguda. Sip, todo lo estoy distribuyendo en diferentes archivos mentales, pero es tal la cantidad de experiencias, opiniones, referencias y hechos, que mi cabeza se ha convertido en un verdadero caos.

Ayer, por ejemplo, mirando por la ventana del salón cómo limpiaban con pipas de agua las calles del barrio donde vivo, recordé mi reacción la primera vez que vi eso: mucha sorpresa, sin duda. Y no es que me asombre que rieguen las calles una vez por semana, sino que eso no se acostumbra en México, al menos no a nivel popular en la capital que es de donde provengo. Tenemos tantos problemas para mantener los servicios públicos para 22 millones de habitantes, que cuidar el agua se ha convertido en una prioridad. Hace más de 20 años que se lanzó una campaña publicitaria de la Comisión Nacional del Agua donde se recomendaba cerrar los grifos y no regar calles con mangueras ni lavar los coches con cubos y cubos de agua, hasta un punto que se convirtió en parte de la cultura popular el slogan: ¡Ciérrale! junto con el gesto de cerrar con la mano un grifo. Aún hoy, hay muchos barrios en la Ciudad de México (colonias, como los llamamos allá) más aún los que se sitúan en la periferia, que carecen de suministro constante de agua y deben apañarse con bidones que logran llenar cuando las autoridades surten agua mediante pipas. Y es que el Valle de México apenas se surte de agua de los ríos Lerma y Balsas a través del Sistema Cutzamala pero estas cuencas se han ido agotando como es lógico y padecen de cierta contaminación, así que también se reutiliza el agua residual tratada donde no se requiera que sea potable. Debido a esto, cualquiera podrá imaginar mi sorpresa al ver que aquí limpian las calles con mangueras a presión.

Hace dos semanas fue mi cumpleaños y por primera vez mi ánimo no decayó en ningún momento, jejejeje. Afortunadamente, Last Rebel hasta en ese detalle se diferencia tanto de los demás: suele ser feliz cuando es su cumple, así que, en el mío no fue la excepción y a pesar de ser el primero que paso lejos de mi mundo, también fui feliz y lo disfruté como si tuviera 10 años ;) hubo cena, tarta y regalito: una Living Dead Doll, una de mis favoritas, que no imaginé que Last Rebel la recordaría (muestro aquí la foto y este es el link: http://www.livingdeaddolls.com). Estas muñecas son muy peculiares dado su toque spooky, jejejeje, pero se han vuelto objeto de culto inclusive entre algunos coleccionistas de juguetes o de artículos góticos. Sin embargo, la celebración se vio un tanto opacada porque Last Rebel empezó a manifestar los primeros síntomas de esa gripe tan rara que afecta como si fuese gastroenteritis. Una semana completa padeciendo y claro, sin ir a currar, una semana de constantes mimos y apapachos, jejejeje. Pero para el siguiente fin de semana, ya estaba recuperado y bebimos algunos gin&tonic para celebrar :)

Continúo adquiriendo los libros que el periódico El País está lanzando cada lunes, martes y miércoles. Hay algunos títulos que me han interesado más que otros, así que son los únicos que compro aunque la colección de libros clásicos de aventuras no vaya a estar completa al final. Empezé a releer "El Sabueso de los Baskerville" de Conan Doyle, pero como suele ocurrirme, no estaba de mucho "humor" para ese libro y lo he dejado en la mesita de noche junto con "Los Pilares de la Tierra" de Ken Follett que me prestó Last Rebel. Este es un libro que me parece muy interesante y me atrapa su estilo, toda esta intriga en plena Inglaterra de la Edad Media, pero tampoco he tenido mucha cabeza para concentrarme en su lectura. Por el contrario, Gabriel García Márquez me ha capturado una vez más, jejejeje. Desde mi "reconciliación" con él, me resulta inevitable pasar por alto algunas de sus obras si acaso caen "milagrosamente" en mis manos. Claro, compré "Crónica de una muerte anunciada" aprovechando que lo vendieron a 1 euro y casi lo devoré en un día. Después me prestaron "El olor de la guayaba" que es una larga entrevista que Plinio Apuleyo Mendoza le hace a García Márquez, tiempo antes de que este recibiera el Premio Nobel en 1982. Vamos, ni siquiera se vislumbraba la opción de ser nominado. Y también lo devoré con singular alegría ;) Cuando hablo de una reconciliación entre este magnífico escritor y yo, me refiero a que cuando yo tenía 11 años, aproximadamente, la madre de uno de mis compañeros de colegio, me prestó "Cien años de soledad", pero sólo empezar a leerlo me dejó esta cara ------> O_O porque no entendí casi nada. Y es que a pesar de que fui una lectora precoz de terror, el realismo mágico no es fácil de digerir cuando no has tenido acercamiento alguno a él. Aunque a Juan Rulfo, compatriota mío, se le considera el "creador" de tal estilo literario, y en casa siempre había estado a mi alcance su recopilación de cuentos "El llano en llamas", jamás lo había leído y por más que dejara volar mi imaginación, cien años de soledad me pesaron mucho. Al cabo de diez años, cuando estudiaba el diplomado de Creación Literaria, fue necesario que me acercara a García Márquez por diversos motivos. El título "El amor en los tiempos de cólera" me atrajo. Compré ese libro y sin más, caí rendida ante la singularidad de aquel colombiano que plasmó tan bien una historia de amor tan peculiar que transcurre durante 60 años. A partir de entonces, he adquirido algunos de sus libros y son "fan" de él. Y ahora tengo en mis manos, la primera parte de su autobigrafía "Vivir para contarla", pero a decir verdad, aún me lo pienso mucho para empezar a siquiera ojearla. Me parece más revelador que otros cuenten las vidas de los escritores, es más fácil que detallen, analizen y muestren, que el propio autor. En fin, tal vez me tome un tiempo para decidir leer la autobiografía de García Márquez.

Lluvia

Llueve desde la madrugada en esta parte del país. Por primera vez, veo que aciertan los pronósticos metereológicos y me gustaría ver la lluvia cayendo en el Mediterráneo, pero estoy anquilosada en casa, sin muchos ánimos para aventurarme por el Paseo Marítimo.

Me gusta que desde la ventana del salón puedo ver la ligera llovizna mientras escribo este mensaje. El soundtrack del momento es una elección de música gótica, a veces me resulta inevitable "clavarme" en ciertas canciones que forman parte del soundtrack de mi vida. Si me aventurara a elegir canciones para el mismo, uff, serían largos, muy largos enlistados, algo así como la Biblia Gótica (una caja con 6 cd's si mal no recuerdo de historia musical)que dividió conforme las reglas marcan: Antiguo Testamento, Profetas, Nuevo Testamento, Apocalipsis y hasta Evangelios Apócrifos, jejejeje. Música, música y más música. Dreadful Shadows y su versión de "Twist my sobriety", es lo que ahora escapa de los altavoces (bocinas en México). Esa canción originalmente la cantaba una tal Tanita Tikaram, allá por 1989,año en que naturalmente yo la escuché por primera vez, y como suele suceder en muchos casos, fue su "one hit wonder", debut y despedida. La letra es buena, y más con esta entrada: "All God's children need travelling shoes/ Drive your problems from here /All good people read good books/ Now your conscience is clear/ I hear you talk girl/ Now your conscience is clear". Pero lo que más recuerdo es el estribillo, un tanto pegajoso: "Look my eyes are just holograms/ Look your love has drawn red from my hands/ From my hands you know you'll never be/ More than twist in my sobriety/ More than twist in my sobriety/ More than twist in my sobriety".

A Last Rebel no le gustan lo que se consideran los herederos del gothic-rock o el resultado del crossover entre metal y gótico porque dicen que todos sin excepción, tratan de imitar la voz espectacular de bajo natural de Andrew Eldtrich, el vocalista de los legendarios Sisters of Mercy (y los Dreadful Shadows son uno de ellos). En cierta medida, tiene razón, pero en su opinión lo que impera es la admiración total que siente por este grupo y que fue causante de que ambos nos conociéramos. "Alice in her party dressed to kill/ She the thanks you turns away/ She needs you like she needs needs her pills/ To tell her that the world’s okay/To promise her a definition/ Tell her where the rain will fall/ Tell her where the sun shines bright/ And tell her she can have it all/ Today/ Today"... Ahh, Alice, fue una sorpresa mayúscula cuando lei el título de la canción que Last Rebel echó a andar en el chat donde solíamos entrar. Jejejeje, no podía creer que alguien ajeno al mundo gótico, conociese a los Sisters of Mercy, menos un tío tan rockero como Last Rebel. En el general del chat, siempre nos felicitábamos por la música que ambos poníamos, pero esa noche fue la "revelación" si hablamos en términos casi religiosos, hahahaha. Casi de inmediato le abrí un privado con la emoción de saber que también conocía a los Sisters, y esa charla derivó en un "feeling" como Last Rebel define a la identificación que ambos sentimos :)

Dicen que los polos opuestos se atraen y que los iguales se rechazan. Ley física, si bien recuerdo. Jejeje, pero en cuanto a las relaciones amorosas, nada está escrito aún. No se precisa ser la noche y el día para atraerse, ni ser gemelos para rechazarse o adorarse, pero si tener experiencias de vida y gustos semejantes. Al menos, es lo que mi experiencia me ha mostrado estos meses que llevo conviviendo con Last Rebel. Y como la música es tan importante para ambos, alabada sea Santa Cecilia, la patrona de los músicos, hahahahaha, porque nuestros gustos no difieren mucho. Así que lo mismo le rendimos culto pagano, paganísimo a San Elvis Presley como nos internamos en la penumbra del gothic-rock, sacudimos un poc el esqueleto con el EBM (electric body music que brotó de los talentos alemanes componentes del dark wave) y rememoramos los "gloriosos" (para mí) 80 con sus canciones emblemáticas. Y nunca falta la dosis del rock sureño que tanto le gusta a Last Rebel y los himnos de Metallica. Vaya cóctel, jejejeje.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Vida, obra y milagros de una Fetish Doll que encontró vida nueva y a su alma gemela, a su perrito, a su Amo y Señor y a su Caballero andante con armadura de cuero negro y caballo de acero al otro lado del Atlántico

Vida, obra y milagros de una Fetish Doll que encontró vida nueva y a su alma gemela, a su perrito, a su Amo y Señor y a su Caballero andante con armadura de cuero negro y caballo de acero al otro lado del Atlántico

Bienvenido sea aquel que dedique algunos minutos a leer lo que intentaré exponer aquí, vaciando mi cabeza y buscando sacudirme el óxido que amenazaba a mi creatividad. Algunas cosas serán obra de la ficción, otras tantas serán tan reales que parecerán sacadas de la misma. Cualquier semejanza con la vida real, no es mera coincidencia

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres